Los jueces de lo mercantil y sus conferencias

-- Posted: 16/07/2013 -- By: Sándor Darvas -- Comments: 0

Guillermo Alcover ha escrito en El País un interesante artículo de opinión con este título, que suscribo en todo. Como todos sabemos, solo está permitido que los jueces reciban emolumentos de su trabajo, de clases y de conferencias.

No hay nada más incómodo que tener a un contrario en el Juzgado Mercantil, sabiendo que sus clientes pagan, directa o indirectamente, suculentos honorarios a los jueces por impartir conferencias. Esto es un caso muy claro de conflicto de interés, parecido al que he comentado en otras entradas hablando de los auditores.

Tampoco se entiende que en un momento de colapso en los Juzgados Mercantiles, los jueces tengan tiempo para dar conferencias, teniendo pendientes numerosas sentencias y procedimientos concursales. En mi caso, un juez mercantil tardó un año en dictar sentencia en un procedimiento que era vital para mi cliente.

Estamos desamparados, pues los jueces se protegen entre ellos y nadie puede pedirles responsabilidades (a no ser que empiece una especie de guerra civil entre jueces estrella: entonces parafraseando a Hobbes -homo homini lupus- el juez se convierte en un lobo para el juez).